Hacen llamado a prevenir contagio por Virus Hanta tras incendios forestales

En medio de los incendios forestales que han afectado a la Provincia de Melipilla, la gobernadora Cristina Soto hizo un llamado a la comunidad a tomar medidas de prevención ante el posible contagio de Virus Hanta, debido a que los ratones de cola larga tienden a huir de las llamas hacia sectores poblados como una manera de sobrevivencia.

La autoridad provincial indicó que “si bien el Gobierno todos los años lanza en temporada estival la Campaña de Prevención contra el Virus Hanta, nosotros queremos adelantarnos un poco debido a que lamentablemente en nuestra provincia –tras la ocurrencia de incendios forestales– nos podemos ver más expuestos debido a que el ratón colilarga ha visto su hábitat amenazado por el fuego, por lo cual tiende a desplazarse hacia sectores no afectados por incendios forestales”.

Cristina Soto indicó que entre las principales recomendaciones se encuentra cortar malezas y pastizales a ras de suelo, mantener los sectores despejados de desechos y escombros en un radio de al menos 30 metros alrededor de la vivienda, así no busquen refugio en estos sectores. Asimismo, mantener los alimentos en envases herméticamente cerrados; lavar los utensilios de cocina, platos y cubiertos inmediatamente después de usar y eliminar la basura, así no llamar la atención de estos animales; beber sólo agua potable, embotellada o hervida; y no eliminar a los depredadores naturales de los ratones, como son las lechuzas, búhos, zorros y culebras.

Dentro de otra de las medidas preventivas se encuentra que, antes de entrar a lugares no habitados por mucho tiempo, hay que ventilarlos durante 30 minutos, ingresar con mascarillas y con guantes y hacer una sanitización con agua con cloro.

La gobernadora explicó que “el Virus Hanta es una enfermedad infecciosa aguda que es habitualmente grave y puede ser mortal. Esta se adquiere por contacto con fluidos de ratones silvestres de cola larga, quienes son portadores del virus, principalmente a través de las fecas y orina que dejan en los matorrales o en espacios cerrados como cabañas y bodegas”.

Finalmente informó que la enfermedad tiene un período de incubación de 1 a 3 semanas, con un rango de 3 a 45 días y se caracteriza por fiebre, mialgias (dolores musculares) y trastornos gastrointestinales, seguido por un inicio repentino de insuficiencia respiratoria e hipotensión. La enfermedad evoluciona con rapidez hasta llegar a un cuadro de insuficiencia respiratoria grave y shock, por lo cual reiteró el llamado al autocuidado, indicando que ante dudas o consultas se puede llamar a Salud Responde al 600 360 7777, o acudir al Ministerio de Salud.

 

A %d blogueros les gusta esto: