En notaria de San Antonio, Nicanor Parra el antipoeta, dejo testamento de sus bienes.

El 4 de septiembre del año pasado Nicanor Parra fue hasta la notaria de Ximena Ricci Díaz en el centro de San Antonio, acompañado de su hija Colombina, su abogado y dos testigos para legitimar su testamento.

En el documento se nombró a Colombina Parra albacea de los bienes hasta que se haga efectivo el testamento.

Además, la artista heredó más del 50% del patrimonio de su padre.

Luego de la muerte del poeta, sus hijos mayores, Catalina y Alberto, han cuestionado el estado de salud de Parra al momento de firmar el testamento, incluso solicitaron asesoría legal para verificar que sus facultades mentales eran adecuadas en ese momento.

Mientras que la gran beneficiada señala que fue una forma de proteger su legado y evitar que se dividiera y todo se vendiera.

De este modo se protegerían sus propiedades más importantes, las Cruces y la Reina. Colombina trabaja con la obra de su padre desde hace 25 años, y según la artista, el estaba contento con eso.

Ricci recuerda que el poeta se veía en buenas condiciones, que estaba consciente y hasta bromeo.

Presentó un certificado médico emitido por Miguel Cornejo, que avalaba sus buenas condiciones mentales.

 Aun no deciden si convertirán las propiedades en casas-museos, pero por el momento las conservaran intactas.

A %d blogueros les gusta esto: