El remozado carrito Soprole de don Mario

Un emotivo momento se vivió este miércoles cuando el conocido vendedor de productos Soprole, Mario Jorquera, recibió de vuelta el carrito “931”, que por años lo ha acompañado en su recorrido por las calles de Melipilla para ganarse la vida y que era el más esperado por los niños.

Un carrito que con el paso del tiempo estaba en muy malas condiciones pero que don Mario nunca quiso abandonar.

Hace poco más de un mes, un grupo de melipillanos, conmovidos por esa situación, se abocaron a la tarea de restaurar el carrito para que este hombre pueda seguir trabajando de mejor forma.

carro-okPoco a poco se fueron sumando voluntades y al grupo de amigos se unieron el Supermercado Santa Isabel, agrupaciones deportivas y hasta la empresa Soprole, que de esta forma reconoce la trayectoria de este hombre convertido ya en un personaje en Melipilla.

Y el gran día llegó el miércoles, cuando un emocionado Mario Jorquera recibía con lágrimas su remozado carrito, lleno de mercadería. Entre lágrimas, agradeció el gesto de quienes lo hicieron posible.

 

El antes y el después del carro “931”

 

carro-viejocarro-4

A %d blogueros les gusta esto: